Publicado el Deja un comentario

🥇 [2022] Una guía de seguridad sobre qué hacer si tu barco se incendia


Los barcos pueden ser divertidos, pero en un desastre, la risa puede convertirse rápidamente en lágrimas. Los incendios a bordo no son comunes, pero tampoco son lo suficientemente raros como para justificar la precaución. Comprender las causas más comunes de los incendios de embarcaciones y trabajar para prevenirlos es el primer paso para mantener su seguridad y la de sus pasajeros. Saber qué hacer cuando sucede lo peor es igualmente crucial.

Causas comunes de incendios en barcos

Según safe-skipper.com, las causas más comunes de incendios en barcos incluyen:

  • Fumar debajo de la cubierta
  • cocinas de despensa
  • Acumulación de butano o propano en las sentinas
  • Cableado defectuoso
  • Gasolina/vapor de gasolina en el vano motor
  • Pinturas y disolventes inflamables

Cómo prevenir incendios en barcos

Como puede ver en la lista de las causas más comunes de incendios en embarcaciones, la mayoría de los incendios se pueden prevenir con controles de mantenimiento adecuados y sentido común. Para minimizar el riesgo de incendio:

  • No importa cuán desesperado esté por la nicotina, no fume debajo de la cubierta. Y no dejes que nadie, por mucho que suplique. Si fuma en cubierta, utilice ceniceros metálicos y asegúrese de que el cigarrillo esté bien apagado.
  • Cuando no use gas, mantenga las válvulas del cilindro y de la olla cerradas. Hablando de cilindros de gas (sin mencionar los líquidos inflamables), asegúrese de que estén almacenados en casilleros de cabina que permitan el drenaje y la ventilación por la borda.
  • Nunca deje las llamas abiertas desatendidas.
  • Ventile los compartimientos del motor antes de arrancar el motor.
  • Compruebe periódicamente el cableado eléctrico y de alimentación y asegúrese de que las cajas de fusibles estén equipadas con los fusibles correctos.
  • Instalar detectores de vapores de gas y gasolina en sentina y cabina.
  • Si duerme a bordo, apague todos los equipos eléctricos antes de acostarse.
  • No deje velas encendidas desatendidas.
  • Si hay niños a bordo, asegúrese de que los fósforos o encendedores estén fuera de su alcance.
  • Evite las cortinas cerca de los aparatos de cocina y nunca seque la ropa o las toallas sobre una olla.

Siga estos consejos y, con suerte, tendrá años de navegación feliz por delante. Pero no importa qué tan seguro lo intente, a veces pueden ocurrir accidentes. Por lo tanto, es importante asegurarse de que usted y sus pasajeros tengan un plan de extinción de incendios.

Planifica un plan de extinción de incendios

Como señala boaterexam.com, lo primero que debe hacer cuando nota un incendio es apagar el motor inmediatamente. Aunque el fuego sea pequeño, ni se te ocurra apagarlo con el motor en marcha. Después de parar el motor, coloque el bote en una dirección que permita que el viento sople el humo lejos del bote. Esto no solo minimiza el riesgo de inhalación de humo, sino que también puede detener la propagación del fuego. Identifique la fuente del fuego y, si es posible, elimine de manera segura la fuente de combustible. Esto podría significar apagar la fuente de alimentación o desenchufar el tanque de gasolina en caso de un incendio eléctrico. El siguiente paso (y quizás el más importante) para apagar un incendio es determinar con qué tipo de incendio está lidiando. No todos los incendios son iguales y no todos se benefician del mismo tratamiento. Si no quiere empeorar una situación terrible, dedique un poco de tiempo a familiarizarse con los diferentes tipos de incendios antes de asegurarse de tener a bordo un agente extintor adecuado.

Como explica Boatus.org, los incendios se clasifican en una de las siguientes clasificaciones:

  • Incendios de Clase A: Los incendios de Clase A (comúnmente conocidos como incendios de combustibles sólidos) son producidos por materiales combustibles sólidos. Estos incluyen papel, madera, tela, caucho y, de especial preocupación en los incendios de embarcaciones, el plástico reforzado con vidrio que se usa comúnmente para cubiertas y cascos.
  • Incendios de Clase B: Los incendios de Clase B (comúnmente conocidos como incendios de líquidos) se queman en líquidos inflamables como grasa, acetona, barniz, alcohol de cocina, pintura a base de aceite, queroseno, aceite, aceite de madera, diluyente de pintura, etc., pintura, gasolina y diésel.
  • Incendios de Clase C: Los incendios de Clase C (comúnmente conocidos como incendios eléctricos) generalmente son causados ​​por equipos eléctricos defectuosos. Si se aplica un agente extintor a base de agua a un incendio de Clase C, existe la posibilidad de electrocución. Al cortar la energía en la fuente, un incendio de Clase C se convertirá en un incendio de Clase A o B, lo que permitirá una extinción segura.

Después de identificar la naturaleza del fuego, tome el agente extintor apropiado y apúntelo hacia la fuente del fuego. Tire del pasador y apriete las dos palancas para activar el extintor. Haz un movimiento de barrido mientras apuntas el remedio a la base del fuego.

Crear un plan de respaldo

No todos los incendios se pueden extinguir. En caso de un incendio grave, tener un plan de contingencia para garantizar que usted y sus pasajeros puedan escapar del barco de manera segura puede ser crucial…

🥇 [2022] Una guía de seguridad sobre qué hacer si tu barco se incendia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.